Más acerca del Sistema de Medición de la
Calidad de la Educación



Origen

El Sistema de Medición de la Calidad de las Instituciones Educativas de la Ciudad de Medellín –SIMCIE-, surge en el año 2011 debido a la necesidad que existía en la ciudad de contar con herramientas de medición que permitieran realizar un diagnóstico de la calidad educativa y proponer vías para su mejoramiento, constituyéndose en un primer intento por medir de manera objetiva la calidad educativa en la ciudad, entendida como un concepto multidimensional. El SIMCIE es un proyecto liderado por la Secretaría de Educación de Medellín por medio de su Unidad de Análisis Sectorial. En su construcción participó la Universidad EAFIT de Medellín a través de un contrato cuya finalidad fue el diseño metodológico y la puesta en marcha del sistema en el año 2011.

Para su construcción se tomaron varios referentes, entre ellos: el “Progress Report” de la ciudad de Nueva York (New York City Department of Education, 2006-2011) y la “Evaluación del Programa Escuelas de Calidad para la Equidad y la Convivencia” (Universidad Eafit, Secretaría de Educación, 2008). Se optó por apoyarse en estos dos estudios debido a que el primero, permite el seguimiento y monitoreo del avance académico de los estudiantes del Distrito de New York -Estados Unidos-, el cual se realiza desde el 2006 y toma en cuenta indicadores rendimiento progreso y ambiente escolar; el segundo debido a que aplicó un instrumento mucho más amplio que contempla ítems relevantes del ambiente escolar y cuyas preguntas fueron producto de una indagación exhaustiva sobre instrumentos que abordan este aspecto.

Definición y Objetivos

El Sistema de Medición es una herramienta de seguimiento y evaluación del servicio educativo que prestan los establecimientos educativos tanto públicos como privados del Municipio; es un insumo de información para la toma de decisiones y para el diseño de estrategias y acciones pertinentes en pro del mejoramiento de la calidad del sistema educativo de Medellín.

El SIMCIE se construye bajo la premisa que, si bien las pruebas estandarizadas son un instrumento indispensable para conocer la eficacia del sistema educativo, no son el único, y es necesario incluir aspectos como el Ambiente Escolar de aprendizaje, el cual se ha encontrado, ejerce una influencia importante en la calidad de las escuelas (Casassus, Froemel, Palafox, & Cusato, 2000).

En este orden de ideas, con el SIMCIE es posible identificar las fortalezas y debilidades de cada institución educativa, en su ambiente escolar de aprendizaje, el rendimiento y progreso académico de sus estudiantes, facultando así a la Secretaría de Educación y las mismas instituciones para hacer correctivos si son necesarios y fortalecer y promover las virtudes.

El SIMCIE sirve de apoyo al seguimiento y evaluación que dispone la Secretaría de Educación sobre todo el sistema educativo de la ciudad, es decir, que permite el monitoreo de las metas en términos de calidad educativa enmarcadas en el Plan de Desarrollo Municipal vigente, así como de los objetivos permanentes del sector educativo orientados al mejoramiento de la eficacia escolar y el aumento de los aprendizajes de los estudiantes.

Adicionalmente, facilita la identificación de fortalezas y debilidades relacionadas con la calidad de cada establecimiento educativo y sirve de insumo para la generación de planes de mejoramiento, así como la reducción de las asimetrías de información entre la ciudadanía y el sector educativo.

Mas información sobre el sistema: